Costumbre de comer pavo asado en la cena de Noche Buena.

Muchas son las familias de todas partes del mundo que cada noche previa a la Navidad preparan un delicioso pavo para degustar junto a los seres queridos, aunque pocas personas saben el significado de esta costumbre.

Se cuenta que en la época de Enrique VIII de Inglaterra, se tenía por costumbre cenar este plato de origen germánico durante la Nochebuena y que al llegar a España no quiso perderse esta tradición que poco a poco fue adoptando el pueblo, hasta que se convirtió en algo habitual.

La historia del pavo es un poco más enrevesada de lo que pensamos. Símbolo de las fiestas anglosajonas de Navidad o Acción de Gracias, el meleagis gallopavo llegó cuando los conquistadores españoles encontraron en Tenochtitlán (México) unas aves domésticas llamadas huexolótl.

 

Era un ave de gran tamaño y carne fina y cuando el guajolote abría sus plumas se asemejaba, un poco, al pavo real al desplegar majestuosamente sus plumas en abanico, así que fue llamado por los españoles “pavo de Indias, pavón, gallina de Indias, gallo de papada, gallipavo o pavo de barba”, quedándose al final con el simple “pavo”

Curiosamente, en catalán aún se denomina gall dindi, mientras que en portugués recibe el nombre de peru por su origen americano y en inglés se llama turkey, al ser confundido en Inglaterra con las pintadas o gallinas de Guinea que se obtenían a través de Turquía y Oriente Medio. El caso es que los conquistadores se dieron cuenta de que aquel pájaro era un filón y rápidamente lo trajeron a España.

Gonzalo Fernández de Oviedo ya describía al pavo en el Sumario de la Natural Historia de las Indias (1526). Se cree que fue uno de los primeros animales en cruzar el Atlántico rumbo a España en 1511. Por su origen exótico y excelente carne fue considerado un alimento de lujo. En 1530 formó parte del banquete de coronación de Carlos V como emperador en Bolonia. En 1570 apareció como galli d´India en el recetario del cocinero papal Bartolomeo Scappi En 1611 los “pavos asados con su salsa” figuraban en el menú de Navidad ofrecido por Francisco Martínez Montiño, cocinero del rey Felipe IV, en su libro Arte de Cozina.

Si decidáis comer el pavo estas navidades, buscad una receta antigua de la cocina española. Seguro que estará delicioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *