El antiguo misterio de las yeguas preñadas por el viento, de Homero al Cristianismo

Jueves7 de junio a las 19:30 horas, en el Salón de Actos Severiano Ballesteros, dentro del ciclo de conferencias de la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Populares, la Dra. Dª Alicia Mª Canto De Gregorio (Catedrática acreditada de Arqueología de la UAM), impartirá la conferencia titulada: “El antiguo misterio de las yeguas preñadas por el viento,de Homero al Cristianismo”.

El caballo Hiberus en un mosaico de la Villa de Torre de Palma, Monforte, Portugal

La conferenciante descubrió hace unos años que la primera alusión de algún autor clásico a la Península Ibérica podía hallarse en el canto XVI de la Ilíada (siglo VIII a.C.), cuando el gran Homero (basándose probablemente en informes de viajeros fenicios) se refiere a los dos caballos del héroe Aquiles, Xanthós y Baliós, que eran “corceles ligeros que volaban como el viento”, y nacidos de la arpía Podarga, fecundada por el suave viento Céfiro “junto al Océano”.

Más tarde, y durante siglos, numerosos autores antiguos (cuyos textos ella eleva hasta 23) relataron el mismo hecho, muy insólito pero que para ellos realmente ocurría: que las yeguas, cerca de Lisboa, la antigua Olisipo (una clara relación toponímica con el también homérico Ulises), eran fecundadas sin macho alguno por el viento del Oeste, y parían los potros más veloces del mundo, aunque en general de corta vida.

Muchos investigadores contemporáneos han considerado siempre este relato como un mito, y algunos directamente como un bulo. La autora cree más en que el fenómeno descrito –que es en realidad una partenogénesis o autoclonación– podía tener una base real pero que fuera desconocida para los antiguos. En esta conferencia se analizarán los pasos de este curioso relato, cómo se transmitió y se respetó por los autores cristianos, y su finalmente sorprendente propuesta de explicación, junto a la posible raza portuguesa en la que se daba dicho fenómeno.

La fama de Hispania como criadora de excelentes caballos ha llegado hasta hoy.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *