El museo de Juguetes Pomskizillious

Por Mercedes Pullman

Íbamos por las carreteras de isla de Gozo de Malta y mientras tanto yo estaba consultando el Google maps de ix-Xagħra y de repente vi que por la calle que estábamos pasando había un museo de juguetes. Comente a mis compañeros de viaje y seguro que por ver mi cara iluminada decidieron parar. La puerta de color verde oscura tenia un maravilloso cartel que decía: Museo de Juguetes Pomskizillious.

Lo curioso es que este museo comenzó sólo con una muñeca en el año de 1970 y hoy en día acoge juguetes de todo el mundo. El curioso nombre Pomskizillious lo ha inventado en el año 1866 el escritor y poeta Edward Lear famoso por sus poemas sin sentido para describir el maravilloso paisaje de la isla Gozo de Malta. Es autor de versos surrealistas, que se inscriben en el llamado estilo Nonsense, como el famoso poema ‘El búho y el gatito‘, convertido en un clásico de la literatura infantil. También escribió El ómnibus sin sentido (1846), Disparatario (1871) y Letras divertidas para canciones divertidas (1877).

Edward Lear
El gato reflejado en las poemas de Edwar Lear

Los libros ilustrados para niños muestran la progresión de los procesos de impresión desde los primeros grabados en madera hasta el grabado en madera, la litografía, el grabado y la fotografía. El ‘movimiento’ Toy Theatre captura un momento en ‘Blancanieves’. El Vivescope , Eng.1895 , precursor temprano de las caricaturas, películas, etc., y la parte superior caleidoscópica con discos adicionales para la visualización a la luz de las velas. Varios conjuntos de impresión.

El museo tiene una pequeña área de tienda de regalos con juguetes, tarjetas, postales antiguas y libros sobre Malta, Toy Collecting y Edward Lear a la venta, incluido el libro de recetas de Pomskizillious (que contiene un poema sobre Gozo escrito por Edward Lear en 1866) .

También hay expuesta una rara colección de miniaturas de plomo que representan a jugadores de cricket, más juguetes de plomo (como un zoo y una colección de animales de granja), indios y vaqueros, aviones, barcos, soldados, una ambulancia de 1890, juguetes ópticos y muñecos de Steiff, Lenci y Kathe Kruse, así como algunos juguetes de hojalata mecánicos (de Schuco & Lehmann) de las décadas de los 20 y los 30.

En este museo adquirí una tarjeta muy inquietante…

En el reverso hay un agradecimiento escrito con lápiz por el alojamiento recibido…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *