La ermita de Nuestra Señora de Elizmendi

Por Luis Gónzalez Fraga

Uno de los templos más populares de los montes alaveses es la ermita de Nuestra Señora de Elizmendi, ubicada en el Valle de Arana y en las afueras de la villa amurallada de Contrasta. Uno de sus atractivos son las hermosas vistas de los montes y los valles que le rodean, simplemente su panorámica es idílica.

Esta ermita es la única que permanece en pie en todo el concejo de Contrasta, pues el resto cayeron en la ruina o fueron destruidas. Su ábside es la parte más primitiva del edificio, tiene forma semicircular y con cubierta de bóveda de horno acabada por diez modillones con relieves en ambas caras. Se cree que su construcción fue entorno a los comienzos del siglo XII y es un exponente del románico inicial en Álava. Su nave, de una mayor anchura que el ábside, fue reconstruida en época pos medieval. 

En los sillares de la fachada sur encontraremos restos de 17 lápidas romanas con epígrafes funerarios que han provocado mucho interés. Y esto se debe en buena parte a que la epigrafía provee una fuente documental para el estudio de la romanización de la península Ibérica, en especial la del País Vasco, donde quedan pocos vestigios de la época romana, bien por el mal estado de conservación, dispersión de los materiales, o por haber sido aprovechados en los edificios actuales como ocurre en esta ermita de Nuestra Señora de Elizmendi.

12 de las 17 lápidas que aquí se encuentran, tienen una fórmula de inscripción indicadora del sitio en que yace el cadáver y se suele expresar por las letras H.S.E.[1]

Hic Sita Est: Aquí yace.

Como aparecen en las siguientes lápidas: La primera, cuya epigrafía y traducción aparece en pantalla, perteneció a un niño de 9 meses y concluye con la abreviatura final HSE, que significa: Aquí yace.

  

CANTABRI TRITAI  FI  IX M  H  S  E

Cantabri.  Tritai  Filii  IX  Mensium  Hic  Situs  Est. Cantabria. Tritai Hijo 9 Meses Cantabria. Tritai Hijo 9 Meses Aquí yace.[2]

La segunda lápida cuenta con la dedicatoria de unos padres a su hija de 45 años de edad. Y encontramos también la formula final: Aquí yace.

ARAICA AR AI F AN XLV H SE

Araica Ar. ai filia annorum XLV. hic sita est.

Araica Ar. Para nuestra hija, 45 años de edad. Aquí yace.[3]

La tercera figura versa:

VRAESAMV CANTABRI F AN  L H  S E

Uraesamu  (s) Cantabri  filius  annorum L. Hic situs sest.

[T]Uraesamu[s] Hijo de Cantabria 50 años de Edad.[4]

De las 12 lápidas, solo dos presentan abreviaturas expresivas del reposo del cadáver, que se puede reconocer por las siglas S.T.T. o S.T.T.L.[5]

Sit tibi terra: Sea para ti la tierra.

Sit tibi terra levis: Sea para ti la tierra leve. Como es el caso de la cuarta lápida.


CARICVS CARI F M AN XL H S E S T T

Caricus Cari filius mortuus annorum XL. Hic situs est. Sit tibi terra. Caricus, querido hijo que murió a los 40 años. Aquí yace. Sea para ti la tierra.

De los epitafios que hay en todas estas lápidas, solo una presenta un formulismo de consagración a los Dioses Manes, que habitualmente era expresada al principio, pero en el caso del epitafio que aparece en esta ermita, esta dedicatoria se encuentra en sentido inverso, ósea, aparece después de la abreviatura indicadora del sitio en que yacen los difuntos, y que son reconocibles por las siglas D.M o D.M.S [6]

Dis Manibus: Dioses Manes.

Dis Manibus Sacrum: Consagrado a los Dioses Manes.

Además, nuestra quinta lápida cuenta con una doble inscripción, una dedicada a una joven sirvienta de 15 años de edad llamada Anica Flori y la otra pertenece a un señor de 70 años llamado  Annicius  Florus, probablemente su patrón.

ANNICIVS  FLORVS AN  LXX  H  E  S  M  D / ANICA  FLORI  ANCILLA XV  H  E  S  M  D

Annicius  Florus annorum  LXX.  Hic  est  situs.  Manibus  Diis / Anica  Flori  ancilla  annorum  XV.   Hic  sita est. Manibu Diis.

Annicius (Annius/Annaeus/Annicius) Florus 70 años de edad. Yace en este sitio. A los Dioses Manes

Anica Flori, sirvienta de 15 años de edad. A los dioses manes[7]

Existe el hecho de que el nombre Annicius Florus sea citado en el libro: La historia de Cambridge de la literatura clásica, volumen 2[8] como Poeta y retórico de África que compitió en los Juegos Capitolinos de poesía y oratoria que se celebraban en Roma por Tito Flavio Domiciano en algún momento entre los años 86 al 94 de nuestra era.[9]

 

Se dice además que después de algunos años se convirtió en maestro en una escuela de España, donde escribió una obra en la que él mismo se reflejaba como protagonista, y tituló su dialogo como: Vergilius, un orador o poeta[10], del que solo las primeras páginas aún sobreviven.

Y es muy curioso que las cronologías basadas en la epigrafía de todas las lápidas halladas en los muros de la ermita Elizmendi correspondan en torno al siglos II, coincide con el tiempo que vivió el poeta y retórico que se retiró España a ejercer de maestro. ¿Acaso será su lápida? Es muy difícil de asegurarlo, pero en cualquier caso salta a la vista que está muy decorada en comparación al resto, y el símbolo solar romano sugiere que el monumento fue dedicado a un personaje relevante. Sobre las representaciones que aparecen en los modillones, me llamaron la atención especialmente dos. Uno de ellos es el 5 modillón, que representa uno de los círculos de la flor de la vida.

Una iconografía que aparece en unos lugares y tiempos tan remotos como ejemplo el templo a Osiris en Abydos, Egipto. El símbolo de La Flor de la Vida es considerado sagrado entre diversas culturas alrededor del mundo, tanto antiguas como modernas. A partir de los modelos que están adentro, el símbolo de La Flor de la Vida tiene la habilidad de demostrar como todas las cosas provienen de una fuente y están íntima y permanentemente tejidas entre sí.

Lo que debería ser el octavo modillón no es más que la representación de la cabeza de un lobo , lo cual recuerda una vieja tradición que existía y es que los habitantes de los pueblos vecinos acudían a esta ermita cada 4 de Julio para solicitar gracias de todo tipo, incluso para el buen éxito de las batidas contra los lobos que se realizaban por entonces.

También es interesante el cuarto modillón, que representa a un sujeto crucificado.

Sobre la villa, parece ser que Alfonso Decimo la mandó a poblar por el año 1256 y le dio el fuero de Vitoria, en un intento consolidar sus fronteras con el reino de Pamplona. La iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción es un templo fortaleza de la época del siglo XV y XVI. Destaca por la obra plateresca de retablo mayor, un esplendor de mediados del siglo XVI.

Desde la tranquilidad que se vive hoy en día en Contrasta, se puede disfrutar perfectamente de un casco antiguo bien conservado, con algún acceso en bóveda bajo las moradas que honra aquellos tiempos en que fuera un baluarte estratégico.


[1] Inscripciones  funerarias en el mundo romano. Dra. Dª. María Ruiz Trapero, Catedrática Emérita de “Epigrafía y Numismática” Universidad Complutense de Madrid. (p. 357 – 358) Link: https://www.ucm.es/data/cont/docs/446-2013-08-22-11_ruiz%20trapero.pdf

[2] La cronología de las inscripciones funerarias latinas de Álava. Ana  Echevarría. San Sebastián 1989 ISSN  0027 – 3414 (p. 140) http://www.aranzadi.eus/fileadmin/docs/Munibe/1989133152AA.pdf

– CIL  II, 2953;  ELORZA,  J.C., EAA  4  y  7, 1979,  p.238.

[3] La cronología de las inscripciones funerarias latinas de Álava. Ana  Echevarría. San Sebastián 1989 ISSN  0027 – 3414 http://www.aranzadi.eus/fileadmin/docs/Munibe/1989133152AA.pdf (p.  142) – CIL  II, 2952;  ELORZA,  J.C., EAA  2, 1967,  p.136,  n.º  23.

[4]La cronología de las inscripciones funerarias latinas de Álava. Ana  Echevarría. San Sebastián 1989 ISSN  0027 – 3414 http://www.aranzadi.eus/fileadmin/docs/Munibe/1989133152AA.pdf (p.  142)- CIL  II, 2957;  ELORZA,  J.C., EAA  2, 1967,  p. 137-138,  n.º  25 y 27.


[5]Inscripciones  funerarias en el mundo romano. Dra. Dª. María Ruiz Trapero, Catedrática Emérita de “Epigrafía y Numismática” Universidad Complutense de Madrid. (p. 357 – 358) Link: https://www.ucm.es/data/cont/docs/446-2013-08-22-11_ruiz%20trapero.pdf


[6] Inscripciones  funerarias en el mundo romano. Dra. Dª. María Ruiz Trapero, Catedrática Emérita de “Epigrafía y Numismática” Universidad Complutense de Madrid. (p. 357 – 358) Link: https://www.ucm.es/data/cont/docs/446-2013-08-22-11_ruiz%20trapero.pdf


[7] La cronología de las inscripciones funerarias latinas de Álava. Ana  Echevarría. San Sebastián 1989 ISSN  0027 – 3414 http://www.aranzadi.eus/fileadmin/docs/Munibe/1989133152AA.pdf (p.  140) – CIL  II, 2955;  ELORZA,  J.C., EAA  4, 1970,  p.  240.


[8] The Cambridge History of Classical Literature, Volumen 2,Parte 4 – editado por E. J. Kenney, W. V. Clausen / pág. 216 https://books.google.es/books?id=YqppP_ow4TIC&pg=PA216&lpg=PA216&dq=Annius+Florus&source=bl&ots=0lhosqTBQS&sig=ACfU3U1DbJVhjsprUaaxq-AGfuZ2MzT7Zg&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwiDl_P48PLoAhUmDWMBHVv4Cy84FBDoATACegQIDBAv#v=onepage&q=Annius%20Florus&f=false


[9]  Juegos Capitolinos. Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Juegos_Capitolinos

[10] Vergilius  orator an poeta. Enlace de compra Amazon: https://www.amazon.es/Vergilius-Orator-Lucius-Annaeus-Florus/dp/B009JU2EPG/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=Vergilius+orator+an+poeta&qid=1589047641&sr=8-1


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *