Castillo de Benabarre / Castillo de los Condes de Ribagorza

El Castillo de Benabarre está situado en lo alto del poblado del mismo nombre. La fortaleza es de origen musulmán y se llamó Ibn Awar hasta que fue tomada por Ramiro I en el año 1058.

En 1578 y 1587 el castillo estuvo involucrado en unas cruentas revueltas que se conoció como la Guerra de Ribagorza, cuyo motivo principal era que muchos ribagorzanos querían pasar a dominio real del por entonces rey Felipe II, estallando así una guerra civil en todo el condado de Ribagorza entre partidarios del conde Martín de Gurrea y Aragón y su hijo; y los partidarios del rey.

Consta de dos espacios, uno superior, más antiguo y de diseño musulmán, del cual quedan restos de los muros en la base de la roca, así como la plataforma de una torre de planta cuadrada. Se realizaron reformas en el siglo XIV que nos dejó la iglesia gótica actualmente conocida por Santa María de Valdeflores, que en sus orígenes se accedía bajo una puerta en arco apuntado y de la que se conserva el tramo de los pies. También se amplió el campanario y la cisterna.

Fue derribado durante las guerras carlistas y posteriormente se rehace como un fuerte fusilero. En julio de 2011 y tras 20 años de obras de restauración financiadas por el Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca, Cedesor e Ibercaja, este recinto fortificado de Benabarre finalmente abre sus puertas al público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *